Ideas Profesionales

Este espacio esta destinado a personas interesadas en los temas de gerencia, liderazgo e inteligencia emocional y social

Mi foto
Nombre: Jesus Pirela
Ubicación: Gran Caracas, Distrito Capital, Venezuela

Matematico, Ingeniero Civil, Economista. Conferencista en temas de Gerencia, Liderazgo, Inteligencia Social,Resolución de Conflictos y Neuroeconomia Prof.de Postgrado en los mismos temas

domingo, febrero 18, 2007

CUIDADO, EL RIESGO NO ES PELIGRO PUEDE SER LO CONTRARIO

Siempre que se habla de riesgo, lo primero que se piensa es en el peligro, en lo que se puede perder, en el fracaso, todo lo negativo. Estamos criados para ser fatalistas, nos dicen desde pequeños que en la vida hay que luchar para poder vivir, nos preparan para resolver sólo los infinitos problemas que tendremos en nuestra existencia, nos adiestran para enfrentarnos a lo negativo, nunca nos dijeron que la vida es preciosa, divertida, todo lo contrario, debemos de sufrir y luchar para sobrevivir. De todo esto sólo sacamos como conclusión que el correr riesgos es algo fatal, que las cosas negativas que nos puede pasar, que el fracaso está detrás de toda intención de cambio. Estamos destinados a vivir en un desasosiego, con un pensamiento lleno de negatividad y donde el fracaso y la pérdida son los objetivos más seguros. Hasta el clamor popular lo expresa de esta manera: la vida esta basada, en el ensayo y el error, significa que siempre en todo ensayo, sólo sacaríamos como solución el error, nunca se habla del éxito, de llegar a conseguir un beneficio, de salir airoso después de intentar hacer algo nuevo.
El pensar en ensayo y éxito, en vez de ensayo y error, es un pensamiento extraño, nadie lo expresa, es algo que no está en nuestra forma de pensar, es más, estamos seguros de que no sucederá de esa manera. Pero en la realidad, cuando se experimenta, se ensaya o se corre el riesgo, en alguna actividad, posiblemente novedosa, no siempre se pierde, también se puede tener éxito, ganar, sacar provecho de lo ejecutado, conseguir beneficios.
Este pensamiento es el que debemos tener al correr algún riesgo, en anteriores artículos he expresado, que sólo en la incertidumbre está el aprendizaje, sólo cuando recibimos información de nuestro entorno y existe esa retroalimentación continua, es cuando evolucionamos, cuando cambiamos para mejor y cuando podemos adaptarnos al entorno cambiante. La complejidad y la incertidumbre, la zona que está lejos de la estabilidad, la zona del conformismo, es el sitio ideal para incursionar, allí, el misterio, lo desconocido, es la única fuente de información necesaria, para seguir adelante en el camino que nos hemos trazamos y que nos llevará a los objetivos deseados. El conocimiento que debemos poseer, es suministrado por la información que nos da el mismo entorno, él nos va diciendo lo que necesitamos, lo que debemos ir aprendiendo, para dar el próximo paso, de ésta forma el camino lo vamos haciendo nosotros mismos, al ir participando en lo que sucede a cada instante, en nuestro alrededor.
Entonces, el pensar que correr un riesgo, es negativo, es un error, el arriesgarse a realizar algo, es porque se tiene la certeza y la preparación, de que se obtendrán soluciones y resultados beneficiosos, claro que la posibilidad de no conseguirlo, esta vigente y es real, pero también al vivir esa situación, nos da una información importantísima, que nos enseña que como lo hicimos no es, que debemos hacerlo de manera distinta y eso es beneficioso, es un aprendizaje, que nos dice que debemos conseguir otra vía diferente, tomando las precauciones y las informaciones, debidas y pertinentes, que son suministradas por el mismo entorno.
Si nos referimos a la Real Academia Española, ella nos dice que riesgo es: Contingencia o proximidad de un daño, y así son todas las definiciones de riesgo, negativas, donde nos sugieren que al tomar algún riesgo saldremos perdiendo, por la supuesta mayor cantidad de posibilidades que existen de fracasar. Las Compañías de Seguros, sólo ven en el riesgo, las altas posibilidades de enfermarse del cliente, sin darse cuenta, que el estado natural normal, del ser humano es estar con buena salud, y eso es la mayoría de las personas. Lo anormal, la minoría, es la que se enferma o la que se muere, todos los demás siguen saludables por mucho tiempo, sólo los accidentes, son algo imprevisto, impredecible, pero de permanecer con buena salud es lo natural, lo que sucede en la mayoría de los seres humanos.
No le tema al riesgo, al cambiar, al caminar por caminos desconocido, exactamente ésta condición, de desconocimiento, es la que nos obliga, por simple sobrevivencia, a ser precavidos y a ir aprendiendo en cada paso que damos, y ese conocimiento, nos los da el mismo andar, señalándonos los obstáculos, los peligros, pero también nos suministra, la información necesaria para poder sortear las situaciones más críticas de la manera más beneficiosas para nosotros, en otras palabras, nos da, las oportunidades y las posibilidades de encontrar las salidas convenientes, para alcanzar los objetivos que tenemos en mente.

jesuspirela@gmail.com